Saltar al contenido

Documentos online colaborativos

8 octubre, 2018
documentos

TextFlow entrega la sensación de que se convertirá en una opción más que válida, una vez que sus desarrolladores terminen de pulir sus bordes filosos. Si te la pasas mucho tiempo comparando documentos y aplicando correcciones, sabes que debes pasártela saltando de ventana en ventana, volviéndote un jinete del copiar y pegar con cada modificación. Con TextFlow, puedes invocar el documento original y todas sus versiones modificadas, para luego escoger qué texto irá en la versión final.

Según su FAQ, todavía le falta un poco de trabajo a TextFlow. Su manejo de imágenes está lejos de ser el ideal, y su incapacidad de importar tablas, no es un dato que pasa desapercibido. Otro detalle importante a tener en cuenta es su dependencia de Adobe AIR, un entorno que no todos los usuarios prefieren tener en sus sistemas, o que no todos pueden llegar a ejecutar.

Como punto a favor, su interfaz es muy sencilla y fácil de usar, y tiene compatibilidad con documentos en formato .DOCX, ese misterioso brebaje que Microsoft creó para Word 2007 y que muchos programas presentan complicaciones a la hora de importarlo. Para uso personal, TextFlow es completamente gratuito, pero en caso de que desees prestaciones más profesionales, deberás aceptar una tarifa anual. De todas formas, la versión gratuita es más que suficiente como para que puedas darte una idea de las prestaciones de TextFlow. Aún le falta, pero si te aburre tener media docena de ventanas abiertas con diferentes versiones de un mismo documento, esta herramienta parece tener el potencial para hacerte ahorrar tiempo y frustraciones.